Repasamos la evolución del trial con el “Sensey” asturiano Javi Alonso

Si hay un piloto querido dentro de los considerados históricos del trial que está trabajando por el deporte sin descanso, ese es el asturiano Javi Alonso. En un tiempo de cambios sustanciales en el trial (bicis, reglamentos, forma de entender el deporte), hemos querido tener una charla con un piloto que ha vivido el trial en bici durante ya más de dos décadas. Junto a Javi, hemos repasado lo que ha dado de sí nuestro deporte durante los últimos 10 años, tanto a nivel mundial, como personal. Os dejamos con un artículo que os acercará un poco más al “Sensey” del trial español, alguien que siempre se ha caracterizado por ser uno de los mejores embajadores del trial a nivel mundial y a quien desde esta plataforma dispensamos una gran admiración por ello.¿Cuándo empiezas cual era tu sueño, ser campeón del mundo?

No, para nada, aunque pueda parecer raro mi sueño era ser piloto élite internacional y ser piloto Monty. No me quitaba el sueño ser Campeón del Mundo. Veía a Cesar a Ot, Juanda, Jorge Gali, Carles… quería estar en ese grupo, ellos eran mis ídolos y llegar ahí era una pasada.

Antes los élites eran algo más “especial” entre la gente, eran como otra división ¿Quizás se ha perdido esa sensación?

Sí, entiendo lo que dices y sí que puede ser. Todo ha cambiado, hay mucha gente que anda mucho y gente que sube vídeos o clips impresionantes y tiene más reconocimiento que un élite que corre Copas o Mundiales y es entre otras cosas por el tema de redes sociales. Antes era diferente porque no estábamos todos tan en contacto y sólo eran visibles determinadas noticias o personas.

Fuiste de los primeros élites en hablar en foros y compartir opiniones en redes.

Al ser pocos en Asturias, no teníamos casi ambiente trialero. No conocías a tantas personas como ahora y las redes sociales ayudaban. Con el paso del tiempo y esa evolución fui viendo que era la forma de seguir existiendo, estar en contacto, mostrar tus sponsors…

¿Se ha perdido la magia de esos años 90 y 2000?

Sí y no. Antes había figuras muy grandes como Cesar y Ot, llevaban el casco de RedBull y sin conocerlos te los imaginabas de otro mundo. Quizás falta esa figura. Pero realmente puedes ver muchas cosas ahora, las Copas se retransmiten en directo, hay pilotos muy profesionales e increíblemente buenos y poco a poco todo va a mejor.
También se ha normalizado el ver material y novedades entonces no hay esa pasión de antes que había dos marcas y todo el mundo esperaba novedades porque no había nada más. Antes con mucha suerte, podías saludar a tu ídolo en una exhibi o competición…hoy día le puedes escribir en facebook y enseñarle tus vídeos, no es tan mágico pero si más cercano.

Hay que destacar que tuviste 3 años espectaculares si no recordamos mal ¿No es así?

La verdad que fueron 3 años muy buenos. 2009 fue cuando conseguí el 2º puesto elite en el mundial, en 2010 gané la copa de Europa y 2011 campeonato de Europa. A nivel de resultados en competiciones han sido los mejores años de mi vida sin duda.

A partir de ahí ¿Qué cambió para ti?

Cuando conseguí esos títulos, me dieron el premio como mejor deportista gijones. Estando allí con los políticos les dije que les agradecía el premio, pero que lo que realmente se necesitaba para seguir creciendo era un circuito para entrenar y para que la gente pudiese empezar a practicarlo. Fue a partir de ahí cuando se comenzó con la idea de hacer el circuito de Gijón y a su vez así comenzó la escuela. El tema de la escuela ha sido algo que me ha llenado desde el primer momento y donde pongo todos mis esfuerzos. Me resulta súper gratificante, ahora mismo contamos con 70 chavales entrenando y es una pasada…

¿Existe un cambio en el trial a partir de Macaskill?

Sin duda Danny es una pasada aunque no es trial como tal. Es un tipo que cada video se reinventa y eso a mí me gusta, ha sabido como hacer rentable lo que él hace, pero no creo que exista un antes y un después para el trial. Lo que si que ha popularizado han sido las acrobacias en bici y ha hecho que ahora te pidan backflips en las exhibiciones (risas)… supongo que es bueno para todo.

¿No te planteaste hacer videos en street?

No era mi fuerte, hacía algún paso muy grande y tal pero soy feliz en natural, lo “malo” es que allí grabas y no se notan las alturas ni los tirones. En eso Marquinos era y es un fenómeno, que por cierto está en la escuela como monitor y es todo un lujo.

¿Crees que quizás hubo una época donde los propios pilotos no se vendieron bien?

El trial es trial. No es un deporte de masas. Si haces un video de trial tendrá un público determinado, pero si que es verdad que el saber venderse y moverse en redes sociales, ser cercano a la gente y tratar de dar buen rollo es algo que creo que puede ayudar.

Y desde el otro lado ¿Crees que las marcas lo han hecho mal en la promoción durante estos años?

Yo creo que el problema es que no se gana tanto con el trial y una empresa tiene que ser viable. En el caso de Monty por ejemplo hay que pagar sueldos y eso no sale del trial como tal… No es lo mismo con marcas más pequeñas que no tienen a tanta gente a su cargo y es más viable.

Has vivido muchas épocas ¿Cómo ves la evolución de las bicis si miramos 10 años atrás?

Sin duda ha cambiado mucho. He pasado desde el acero hace ya 20 años, con una 219 por la que suspiraba, hasta el carbono. Yo creo que la primera evolución fue el aluminio por el peso. Luego el tema de los piñones… mejorar los piñones de 2 gatillos fue fundamental porque te ibas al hoyo cuando no te lo esperabas (risas)…y luego el tema de geometrías. El carbono mola mucho y ayuda, pero es una evolución lógica, realmente es lo anterior lo que más he notado.

Nos has comentado que hay un momento que te cambia el chip. ¿A partir de qué año cambia la visión y por qué?

Durante la temporada 2007-08 entrené muchísimo y no cuajó bien. Me lesioné y me llevé un disgusto grande. Empecé a hacer exhibiciones y vi que además de que te podías ganar la vida, me hacía feliz. El cariño del público, llevar el trial a la calle que era más importante para mí que los resultados como tal.
En 2012 estaba en el mundial con mi mujer viendo a los peques competir y dijimos “hay que tener críos” (risas) y ahora tenemos a Nikitá. Para mí es lo más importante, estoy súper feliz ahora con mi familia y con mi escuela.

Fuiste un referente de Monty muchos años y ahora vuelves tras tu paso por Kabra, ¿Por qué?

Durante las exhibis del Unibike 2016 que hacía para Mercedes-Benz coincidimos y nos alegramos de esto, hablamos y me presentaron la opción de estar con ellos como embajador. A mí es un término que me encantó, porque me lo vendieron desde el punto de vista del cariño que me tenía la marca por los años como piloto y del aprecio que me tiene la gente, algo que para mí es un orgullo. Siempre he tratado de generar buen rollo, me suelo llevar bien con la mayoría aunque hay opiniones para todos los gustos (risas) , tengo muchos

críos detrás en la escuela y todo eso interesa. Además yo soy muy de Monty y es un reto y un honor tirar de la marca que me lo ha dado todo, ilusión y felicidad de niño, formación y profesionalidad después. Remarcar que mis tres años en Kabra fueron geniales, ayudando a mi gran amigo Juanda de la Peña que ha conseguido un gran material él sólo y partiendo de cero.

¿Qué nos puedes decir de tu escuela Sensey Trialskool?
Me hace feliz! Podría promocionarla, pero el boca a boca y los niños contentos es la mejor publicidad. De hecho a veces cuesta encontrarla y es un filtro que quiero para que la gente venga con ganas de verdad. No para de crecer y No quiero que se pierda calidad ni nuestro estilo familiar. Creo que una de las mejores cosas son los campamentos de verano. Entrenan mucho y bien en sitios preciosos. El espíritu trialero que yo quiero, surf, skate, mtb, música, diversión y compañerismo… Además son mis amigos de siempre quien me ayudan y esto es un puntazo!

¿Cuál es la motivación que tratas de pasar a los miembros de la escuela?

Motivación para los chavales…creo que lo importante es entender la motivación de cada uno e intentar desarrollarla. Hay gente que va a muerte con las competís, gente que solo disfruta o que quieren ganar técnica…lo que no quiero es que se pierda que hay que disfrutar del proceso y de divertirse, realmente en el proceso, en los viajes y en los amigos está lo bonito del deporte. Y de la superación personal, que el esfuerzo siempre tiene recompensa.

¿De dónde viene el nombre de Sensey Trialskool?

Lo pregunta mucha gente (risas). Normalmente en los viajes yo conduzco y llevo a pilotos disfrutando detrás. Yo soy el que suelo llevar el planning de horas y demás asique al recordar todo me respondían “si sensey” porque parece que era el que siempre estaba pendiente. Me gusta mucho Japón, el rollo del respeto y tal y la palabra me gustó asique decidí llamar a la escuela así.

Llevamos años con los grandes referentes en el trial español como Areitio, Ros o Mustieles ¿Habrá cambio generacional?

Sin duda. Actualmente Montalvo es una pasada y ya está en el pódium Elite siendo Junior, Toni Guillem  también anda muchísimo y tiene 15 años, Sebas Ruiz, Eloi Palau, Domenec… muchos pueden llegar, pero está abierto ese es el tema. En 26 Llongueras y Tarrés van muy fuerte, sí que hay un futuro bueno. Es una pasada ver a estos chavales

¿Tienes futuros campeones?

Para mí son todos unos campeones. En cuanto a resultados y pilotaje hay chavales que va muy bien. Pablo Suarez Jambrina, es un auténtico fuera de serie.  Combina moto (TR2) con bici y ya hizo medallas en los mundiales. Carlos García, Mario Antolín, Mateo Alonso, Victor del Blanco… son muy pequeñitos, ya tienen medallas nacionales y un nivel increíble. Fuera de la escuela, estoy muy motivado con Irene Caminos, veo que hemos congeniado muy bien como equipo y estamos trabajando mucho aunque sea de Tolosa y nos separen 300km. Lleva dos cuartos puestos en la copa del mundo y pronto no se bajará del podium.

¿Qué es lo mejor que te ha dado el trial? quédate con 2 momentos.

El trial me ha formado como persona. Me ha enseñado que aunque las cosas sean difíciles se pueden conseguir. Pasando por conseguir mi primera Monty, a empezar a dar saltos, tener una escuela… todo se puede conseguir y se pueden alcanzar todos los retos trabajando y disfrutando.
Te digo tres mejor (risas). Uno es cuando me fichó Monty, otro cuando conocí a “The Prodigy” y que me patrocinasen y a raíz de eso el tercero con la gira que hice por Siberia donde conocí a mi mujer y de ahí a tener a mi hija que es lo mejor.

¿Qué cambiarias tu para mejorar el trial?

Creo que está cambiando hacia mejor. El formato de las competís UCI es fácil de seguir. Ahora con el cambio nuevo de reglamento quizás será más espectacular y no un cambio como tal sino algo que me alegra que son las escuelas, hay que apoyarlas y que no se pierda el trial natural, que al final es lo bonito de nuestro deporte y de donde viene.
Por otra parte, algo que me parece una pasada y creo que ha ido a mejor es que pueda vivir de ser entrenador, de las exhibiciones y demás.

Sensey Trialskool está creciendo muy rápido ¿Cuál es el siguiente paso en ese crecimiento?

Mejorar las instalaciones al aire libre y Montar una nave grande, un indoor de referencia, entrenar aunque llueva MUCHO. Que tengas un taller y tienda y más cosas que a los trialeros nos encantarían. También la Sensey Army, que todos los pilotos que estén arriba puedan tener su material. En este punto Trialfactory y Monty ya nos están ayudando lo cual es muy de agradecer, pero queda muchísimo trabajo por hacer y es importante no quemarse ni desfallecer por el camino…

Muchas gracias por tu tiempo Javi y suerte en estos proyectos profesionales en los que estás metido

Gracias a ti por  tu enorme trabajo y me alegro que estés de vuelta! Un abrazo!

Material gráfico: Antonio Vázquez / Orlando Mirando / Oscar Carrascosa / JZfoto.lv / Marco Patrizzi

Valoración:
MaloPobreRegularBuenoExcelente (1 votos, puntuación media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *